10 datos sobre la temporada de espárragos

Acércate a cualquier lugar de Alemania en abril o mayo y, por lo general, es imposible ignorar los signos de la fiebre de los espárragos que se apodera de la nación cuando llega Spargelzeit (temporada de espárragos).

Para los expatriados en Alemania, todos los puestos emergentes y los menús de solo espárrago pueden ser un poco desconcertantes. Por lo tanto, os voy a contar 10 datos para ayudar a desmitificar la Spargelzeit y mostrarte cuán serios son los alemanes con respecto al espárrago.

Esparragos

1. Los romanos trajeron espárragos a Alemania

Cuenta la leyenda que los romanos introdujeron los espárragos en Alemania hace más de 2.000 años.

Al igual que los alemanes de hoy, los romanos consideraban el espárrago como un manjar y un potente afrodisíaco (solo necesitas mirar su forma distintiva para entender por qué).

Supuestamente, les encantaba tanto que incluso solían llevar cestas de espárragos a los Alpes para congelarlas para su uso posterior.

2. La temporada de espárragos termina exactamente el 24 de junio.

Aunque el inicio de la temporada del espárrago no está estrictamente definido (generalmente es alrededor de principios de abril, dependiendo de cuándo se abren los primeros brotes), siempre termina abruptamente el 24 de junio.

La razón oficial de esto es dar tiempo a las plantas para regenerarse, pero como todos los espárragos desaparecen de las tiendas después de esta fecha, no puedes evitar preguntarte si mantener la temporada corta es un plan ingenioso para mantener la manía de los espárragos hasta el próximo año.

3. Alemania es el mayor productor de espárragos de la UE.

Una quinta parte de toda la masa de tierra cultivable de Alemania se dedica a la producción de espárrago, produciendo alrededor de 55.000 toneladas cada año.

Curiosamente para una nación que compra alrededor del 90 por ciento de sus verduras en los supermercados, el 50 por ciento de los espárragos en Alemania se compra directamente a los productores.

Algo sobre la nostalgia que rodea a la temporada de espárrago: «sabe a infancia» es una de las cualidades más citadas de este vegetal, y que parece inspirar el deseo de mantener las cosas locales.

4. Los alemanes consumen 125.000 toneladas de espárragos cada Spargelzeit

No contenta con producir más espárragos que cualquier otro país de la UE, Alemania incluso recurre a otros países para saciar su apetito.

Como país, consumen la friolera cifra de 125.000 toneladas cada temporada de espárragos. Eso los convierte en los segundos consumidores más grandes del mundo, después de Suiza.

5. Los espárragos blancos y verdes son la misma verdura

La diferencia de color depende de la forma en que se cultiva cada variedad.

Mientras que los espárragos verdes se cultivan de la «forma habitual» (es decir, por encima del suelo), los espárragos blancos maduran bajo montones de tierra conocidos como «colinas».

Este proceso inhibe la producción de clorofila y evita que las lanzas se pongan verdes. Esto supuestamente hace que los espárragos sean menos amargos y más tiernos.

Comparte el artículo para que llegue a más gente :)

No Responses